Need mental health help fast? Call **ASK from your cell phone or call 1-800-939-5911. close

La Salud de las Mujeres: Abogando por su Bienestar

Cardinal Innovations Healthcare — May 28, 2020 — 4 min read
Mayo es el Mes de la Salud de la Mujer, una oportunidad para hacer una pausa y revisar cómo les va a las mujeres con respecto a su bienestar general. Este mes también trata sobre la concientización de la salud mental. Con estas dos fechas importantes en mayo, es oportuno analizar cómo se ve la salud mental desde una perspectiva femenina. También exploraremos los obstáculos que enfrentan ellas para mejorar su salud mental, así como ideas para ayudar a las mujeres en nuestras vidas.


Datos Clave Sobre la Salud Mental de las Mujeres

Varios estudios muestran que más de 1 de cada 5 mujeres en los Estados Unidos ha experimentado una condición de salud mental como depresión o ansiedad en el último año.

Los trastornos mentales pueden afectar a mujeres y hombres de manera diferente, según lo indica el Instituto Nacional de Salud Mental:

Salud Mental y Mujeres: Hechos y Factores de Riesgo

En 2017, 46,6 millones de adultos en los Estados Unidos fueron tratados por una enfermedad mental. Esto representa casi el 20% de la población adulta. Los resultados mostraron que el porcentaje de mujeres tratadas por enfermedad mental era casi un 50% más alto que el porcentaje de hombres. ¿Por qué está pasando esto?

Todavía no hay respuestas concluyentes, sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha realizado una investigación exhaustiva para analizar por qué la enfermedad mental parece ser más frecuente en las mujeres. Algunos de los hallazgos clave de la OMS son:
  • Las mujeres se ven más afectadas por trastornos mentales debido a su mayor exposición a la violencia de género, la desventaja socioeconómica, los bajos ingresos y la desigualdad financiera, el bajo estatus social y una mayor responsabilidad por el cuidado de los demás.
  • Los médicos tienden a diagnosticar más la depresión en mujeres que en hombres, incluso cuando ambos géneros tienen resultados similares en los exámenes de detección de depresión o presentan síntomas idénticos.
La OMS también identificó algunos de los obstáculos más comunes que enfrentan las mujeres para acceder a los servicios de salud mental, los cuales incluyen:
  • Barreras económicas: falta de seguro / costo (incluidas las mensualidades y co-pagos)
  • Falta de conciencia sobre problemas de salud mental, opciones de tratamiento y servicios disponibles.
  • Estigma asociado con las enfermedades mentales.
  • Falta de tiempo y apoyo (tiempo libre, cuidado de niños, transporte)
  • Falta de integración de los servicios de atención de salud mental y primaria.

¿Cómo Podemos Ayudar a las Mujeres a Prosperar?

Los expertos sugieren que se necesita una combinación de esfuerzos de diferentes sectores para procurar una mejor salud mental en las mujeres. Algunos de estos esfuerzos involucran dinámicas y recursos familiares y comunitarios, así como un cambio en las actitudes y el comportamiento de ellas. Hay tres áreas específicas que las mujeres y sus aliados deberían reconocer.

Poner su salud mental primero
Es importante que las mujeres cuiden su salud mental y hagan de su bienestar una prioridad. Tradicionalmente, las mujeres tienden a asumir la responsabilidad de cuidar la salud de sus familias y comunidades. Pero ellas también necesitan apoyo para proteger su bienestar. Las comunidades deben proporcionar recursos para que las mujeres puedan lograr este objetivo.

Compartir las responsabilidades de cuidado
La mayoría de los cuidadores son mujeres, ya sea que cuiden a sus hijos, pareja, padres, otros familiares o amigos. Las cuidadoras son más propensas a sufrir ansiedad o depresión que las mujeres de la población general. Tres cuartos de las personas que cuidan a una persona con un problema de salud mental son mujeres. La edad promedio de los cuidadores es de 62 años. Las mujeres pueden pedir ayuda, a la vez que los miembros de la familia, las comunidades y las autoridades se vuelven más solidarias y distribuyen las responsabilidades de cuidado más equitativamente.

Planificar la mediana edad y garantizar que haya más recursos disponibles para las mujeres
Las mujeres en la mitad de la vida, de 45 a 60 años, pueden estar haciendo malabarismos con el cuidado de niños y parientes mayores, así como con trabajos remunerados y problemas de salud física. También pueden enfrentar dificultades financieras debido a salarios más bajos durante su vida, trabajo a medio tiempo, cuidado de la familia, viudez o divorcio. Esta combinación puede aumentar el riesgo de angustia mental de las mujeres. Las comunidades pueden apoyarlas con herramientas para aliviar estos desafíos. Juntas, pueden trabajar de manera proactiva a medida que las mujeres se acercan a esta fase de sus vidas.

Para obtener estadísticas más detalladas sobre el estado de salud mental de las mujeres, haga clic aquí.

Para encontrar más recursos en Carolina del Norte, visite el Centro de Salud para Mujeres del Departamento de Salud y Servicios Humanos. Esta oficina desarrolla y financia programas y servicios que protegen la salud y el bienestar de las mujeres.
Was this article helpful?

Join our member newsletter

Subscribe